VA-11 HALL-A "BARTENDER CYBERPUNK"

En este juego, hay una ciudad. Una donde las corporaciones tienen dominio supremo, donde la gente está infectada con nanomáquinas que los oprimen y los terribles Caballeros Blancos se aseguran de que nadie desobedezca la tiránica ley. Pero, entre todo ese caos, también hay un bar.

Esta es la historia de ese bar.

va11hall1-4

VA-11 HALL-A es un juego creado por la compañía venezolana Sukeban Games, fundada por kiririn51IronicLark, dos jugadores con bastante afición a las waifus. La historia habla de Jill, una joven que intenta olvidar su pasado trabajando en un pequeño bar de los suburbios al que sus clientes apodan “Vallhalla”, donde lleva el día a día haciendo lo que mejor sabe: Servir tragos y cambiar vidas.

Lo primero que salta a la vista es que VA-11 HALL-A es una novela visual. Durante el juego, las conversaciones ocupan toda la mitad derecha de la pantalla, mientras que la mitad izquierda está ocupada por los ingredientes para las bebidas y un par de opciones del juego. Servirlas es sencillo: Una vez que un cliente nos pide un trago, una ventana se abre cubriendo por completo la waifu de turno. Lo que aparece en su lugar es un recetario de bebidas, con características como las concentraciones de los distintos ingredientes, como servirlas o la de posibilidad de ponerle alcohol hasta el tope y emborrachar a tu clientela

va11hall1-3

Es curioso, sin embargo, ver cómo estas dos mecánicas se entrelazan. Jugamos en el transcurso del mes de diciembre, y en cada día de trabajo hacemos lo habitual: Hablamos con los clientes, que nos cuentan sus problemas mientras les servimos sus bebidas favoritas. Sin embargo, es esta última parte la que tiene algo bastante peculiar: No podes hacer una bebida mal. A menos que hagas el imbécil y le sirvas a toda la clientela galeras llenas de perfume, no hay ninguna penalidad importante, y si todo falla podes resetear tu bebida en caso de que se vea como el aborto de un martini. El servirlas se siente más como un aditivo, como si fuese una parte más de la conversación.

Pero hablando de aditivos, las mecánicas no se limitan al día de trabajo, sino que muestran todo el resto del día de Jill: Se pueden comprar decoraciones, revisar foros estilo 4Chan y leer noticias, entre otros eventos aislados. Todas estas cosas sobre el papel suenan extremadamente tontas, como si fueran minijuegos salteados o los autores estuvieran trozeando la experiencia a gusto y piacere; y sin embargo, aquí funciona de forma completamente fluida.

va11hall1-1

De alguna forma es similar a los últimos juegos de la saga Persona, donde cada tarea está relacionada a un momento del día (En este caso, “Trabajo-Casa-Descanso”). En español, el juego logra que hasta ver un foro en 4Chan sobre un conflicto reciente en la ciudad te invite a ver más sobre la vida de Jill, y ser parte de la misma experiencia.

Y ese es otro factor positivo en el juego, y es el de saber adaptarse a la cultura de los memes. Bah, no solo esa, sino que está abierto a toda pensamiento en general. Como bien mencionaba Dayoscript en su top, prácticamente la mitad de los personajes son homosexuales o bisexuales. Esa variedad va más allá de una agenda SJW o agradar a la gente, sino que le da un toque pintoresco a la ciudad y nos despiertan curiosidad. Cuando un gordo con un signo de pregunta pintado en la cabeza llega al bar y pide por, literalmente, “Algo falso”

Pero ya vengo repitiendo esa palabra un par de veces. Puede que la mayoría de ustedes se pregunte ¿A qué me refiero con una novela visual? Para los no encontrados con la definición del juego, ahí les va una pista general: Imaginá todos los juegos basados en texto y desarrollados en secundarias que te acuerdes. Si, la novela visual es infame por reciclar este tipo de tramas y hacer una exploración más bien repetida del género: Conquistar la waifu de turno y subir niveles en una escalera imaginaria hasta el tope, preferentemente en la cama de la señorita (Esto también va para los señoritos. Aunque no es como si lo hubiese probado yo mismo ni nada, vamos).

va11hall1

A lo que voy con esto es que VA-11 HALL-A hace una distinción enorme con respecto al común de las novelas visuales. Pasa de crear algo similar a “Elige tu propia aventura” con una historia que gire alrededor de nosotros y nos mime mucho. Pasa de ponerte a vos como protagonista para ponerte en el lugar de Jill, una mujer con pasado y conflictos internos propios. Pasa crear un fantasía amigable donde seamos dioses, y nos ubica en una ciudad en crisis con un futurismo bizarro, que se burla constantemente de la tecnología moderna.

No, este juego no es un desafío. No es algo que recuerdes por sus controles o su multijugador, pero si es algo que vas a recordar por la experiencia. A través de la comedia, de sus personajes y sus pequeñas mecánicas, VA-11 HALL-A permite hacer algo distinto, relajarse y dejarse llevar por el hilo de una buena conversación. No agradará al gusto de todos, pero si me preguntan a mí, vale la pena este.

VA-11 HALL-A

Este análisis fue realizado con una copia del juego para Steam adquirida por Spoil Everything

Good

  • Uso original del género
  • Personajes variados, interesantes y bien desarrollados
  • Mecánicas bien adaptadas a la narrativa
  • Buen uso de la comedia y la narración en general

Bad

  • Para aquellos no acostumbrados a la novela visual, la narrativa puede sentirse algo densa
  • Las mecánicas de juego pueden volverse repetitivas
  • No puedo ver Cory in the House en la televisión del bar
8.5

Excelente

Escritor del subdesarrollo, entre corte de luz y corte de calle me doy un respiro para escribir algo sobre videojuegos, cine y otras cosas jodidamente geniales.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*