UNRAVEL

No cabe duda que desde su debut durante el pasado E3 2015, Unravel se ha ido ganando el cariño del público, desde la extremadamente adorable apariencia de su personaje principal, Yarny, a todo el cariño y empeño que parece que el estudio sueco de Coldwood Studios ha puesto durante su creación. Y es que incluso Martin Sahlin, su creador, tuvo una dosis propia de atención tras salir a presentar su trabajo ante el público, nervioso y con honestidad nos contaba de donde venía Unravel y el porqué de su protagonista hecho de lana.

Uno de los principales atractivos de Unravel, es la forma en que nos presenta su mundo, el trabajo y diseño dentro del mismo, haciendo de cada entorno con el que nos encontramos una pequeña historia que se desenvuelve a través de un álbum de fotos. Una historia que, aún cuando se mantiene gran parte del juego en un segundo plano, nos transmite gran cantidad de emociones y sensaciones de principio a fin. Aunque por motivos obvios, evitaremos profundizar en el tema para evitar spoilers (irónico).

unravel-review-3

Cada nivel en el juego se representa a través de una fotografía, un recuerdo de personas que nunca vemos en lugares que sólo podemos apreciar desde la perspectiva de Yarny. Donde el objetivo principal es el de superar variadas secciones de plataformas y algún puzzle ocasional para así encontrar un objeto de importancia dentro de la historia que nos están contando, y que el juego representa como pequeñas figuras de lana que decoran el marco del álbum de fotos.

Ahí es donde reside el principal problema con Unravel, y es que no logra conseguir que sus mecánicas lleven una relación lógica con la historia y los sentimientos que intenta transmitirnos. Haciendo de aquello que pudo ser una experiencia tranquila, un constante desafío frustrante como recordatorio que seguimos jugando un videojuego. Y es el mismo estilo simple que lleva el juego el que termina por aplicarle una condena, pues cuando más simple parece que se está volviendo es que nos tira un desafío a la cara, y el problema no es que sea un desafío por su complejidad sino por la cantidad de intentos que puede tomar hacerlo bien sin terminar resbalando.

unravel-review-4

Aún con ello el juego consigue brillar por momentos, presentándonos no sólo un increíble estilo artístico de aspecto colorido e infantil sino una serie de pequeños momentos donde aquello que ha creado Coldwood Studios brilla de la forma en que ellos querían que lo hiciera, esa expresión que imaginamos cuando vimos a Yarny caminando por primera vez, temblando asustado o incluso corriendo para evitar los constantes peligros que el juego le presenta. Donde incluso la constante preocupación por mantener suficiente lana para avanzar puede jugar un papel determinante a la hora de crear un desafío inteligente o uno demasiado frustrante, y que aún cuando no se utiliza todo lo debido consigue eliminar parte del disgusto que genera su constante modelo de intento y error.

En cuanto a sus mecánicas es tan lejos donde llega, si utilizamos demasiado hilo, eventualmente Yarny se queda sin reservas impidiéndonos avanzar, obligándonos a volver atrás, soltar los nudos y encontrar una solución más inteligente para el desafío en turno. Mientras al momento de encontrarnos sus variadas secciones de plataformas es casi imposible evitar terminar roto, mojado o aplastado en nuestro primer intento, situación que puede llevar a pensar que Unravel está hecho para ser más difícil de lo que parece, reforzando así el modelo de intento y error.

unravel-review-5

Como ya mencionaba al principio, el principal atractivo del juego está dentro de su apartado artístico, que no sólo muestra el increíble trabajo detrás de su creación, sino también logra encantarnos a través del viaje que hacemos acompañando a su adorable personaje principal. Sacando la belleza de la simplicidad y los pequeños detalles en su gran variedad de entornos, desde un bosque iluminado, un puerto o la gran y oscura contaminación que recorremos durante la aventura. Finalmente, la música del juego hace la función de “la voz del juego” que en palabras de sus creadores sirve la función de expresar los sentimientos, la atmósfera y dar una voz a el protagonista mudo usando música clásica, regional y acordes de violín como parte de su increíble banda sonora.

En sus mejores momentos, Unravel consigue desenvolverse casi a la perfección, logrando así unir tanto sus interesantes mecánicas como su bien cuidado trasfondo y desarrollo emocional con Yarny. Pero muchos de estos momentos se ven entorpecidos por un diseño frustrante y exigente a la hora de construir sus secciones de puzzle y plataformas. Hay momentos donde Unravel busca ser más que un simple videojuego y en algunos de ellos, lo consigue, pero no logra escapar de sus propios errores y eso puede terminar por mermar la experiencia.

Este análisis fue realizado con una copia del juego facilitada por Electronic Arts – EA

Good

  • Diseño atractivo, colorido y brillante
  • Mecánicas y jugabilidad interesantes
  • Capacidad de transmitir emociones sin usar palabras
  • Yarny, así de simple

Bad

  • En ocasiones demasiado simple, en otras frustrante hasta el cansancio
  • Nula rejugabilidad
7.9

Bueno

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*